Ir al contenido principal

Ramiro Pinilla Aquella edad inolvidable



Ni duda cabe que las cosas serían muy distintas si en la liga española se jugara bajo reglas equitativas que promovieran la paridad ysi esto fuera así probablemente el Real Madrid tendría muchísimos menos trofeos que los que ha comprado con esa cantidad exultante de dinero. Vamos, nadie puede negar que la prepotencia intrínseca a los procedimientos de equipos poderosos termina jodiendo el espectáculo. Y aunque tenga ciento de millones de seguidores, la escuadra merengue, cuando menos a mí, y seguramente a todos aquellos que sean hinchas de equipos con tradiciones honorables, repudiamos por la sencilla razón de que consiguen ganar a base de euros. De ahí que la liga aburra horrores. Es cierto que hoy en día hablar de un jugador que ame los colores de una camiseta suena ridículo e incluso podría considerarse soso, pero, a fin de cuentas, un club de fútbol debería representar los valores de la ciudad o región de la que forma parte. Real Madrid desde sus orígenes ha sido vinculado a los altos mandos, de hecho, Franco y el color merengue fueron uno solo durante mucho tiempo. De ello se habla en la novela Aquellos días inolvidables escrita por el bilbaíno Ramiro Pinilla. Al empezar la lectura lo primero de lo que uno se da cuenta es del valor de un club cuando éste sigue los principios de los fundadores y pese a enfrentar adversidades, consigue trofeos. Es sabido que en la mayoría de los países hay equipos emblemáticos que pueden tener pocas copas en sus vitrinas y sin embargo superar en fanaticada a los más poderosos. Me vienen a la mente el Racing de Avellaneda, Rosario Central, Huracán de Argentina, en México están los Pumas de la UNAM, las Chivas del Guadalajara; en Italia el Napoli, Torino, Roma; en Inglaterra Tottenham, Arsenal, Liverpool; y en España el Bilbao, el Atlético de Madrid, Betis, Sevilla, Valencia. A lo mejor se me escapa alguno pero en esencia reconozco esos clubs como equipos que pese a todo continúan siendo grandes más allá de los títulos que logran. Claro, los aficionados, casi siempre, apoyan al equipo ganador y siguen a las figuras sin importar que estas sean verdaderas fichitas. Pues bien, Ramiro Pinilla nos cuenta la historia de un muchacho que asistía junto a su padre a ver los partidos del Bilbao cuando estaba en el poder el tal Franco y los españoles, especialmente aquellos alejados de Madrid, veían en el éxito de su equipo la única manera de darle una cachetada al poder establecido, por eso era tan importante ganar la Copa del Rey, lo que más gusto les daba es que Franco se las tuviera que entregar. El hombre que llevaba a su hijo como tantos otros, se llama Cecilio y el pequeñín que asistió al San Mamés  es Souto Menaya. Al crecer el niño se transformaría en un habilidoso delantero y sería contratado por el equipo de sus amores. Souto hubiera preferido jugar sin cobrar ni una peseta, consideraba absurdo recibir un pago por ponerse la camiseta del Bilbao. Cuando firmó el contrato parecía que todo iría de rosas, entrenaba con el primer equipo y tenía planes para casarse con una linda lecherita que pasaba todas las mañanas con un burra a dejarle leche a su casa. El primer torneo se la pasaría calentando el banco. Su oportunidad legaría en la gran final de la Copa del Rey contra el Real Madrid. Un partido ríspido, con pocas oportunidades y que culminaría con un gol que él anotó de chiripa. La polémica se armó porque hubo quienes consideraron que lo anotó con la mano, y como ninguna de las fotos demostró nada en concreto, esa cuestión quedó en el aire. Luego, en un partido de la liga siguiente, un defensa le destrozó la pierna a Souto terminándole así la carrera. Con apenas dos partidos como profesional tuvo que alejarse de las canchas y es allí cuando Souto mostró el lado menos favorecedor de su personalidad bilbaína. Hosco como pocos, se recluyó en sí mismo y a los demás los alejó, incluida la novia. Para encontrar un nuevo trabajo tuvo que esperar mucho tiempo. Lo halló en el negocio de las estampillas o cromos, algo que no requería de que estuviera de pie y podía hacerlo él mismo en su propia casa. En cuanto a la estilística narrativa, diré que es simple, concreta, nada sobresaliente, párrafos cortos y diálogos en los que casi siempre hay una referencia a los leones del Athletic de Bilbao. A decir verdad me ha parecido una novela sencilla, sin mayores alcances, una lectura para los que conocen la historia del club y para quienes son seguidores de ella. 


Aquella edad inolvidable

Valoración/ Puntaje
Estilo/recursos literarios
7
Argumento/ Inicio
8
Desarrollo
6
Desenlace
7
Puntuación total
7
Clasificación
Apenas publicable










Pésimo
Apenas publicable
Recomendable
Inolvidable
Indispensable
5 a 6
6.1 a7
7.1 a 8
8.1 a 9
9.1 a 10





Comentarios

Entradas populares de este blog

Problemas de legitimación en el capitalismo tardío - Jurgen Habermas

Jürgen  Habermas en su vasta obra sociológica instaura un campo de estudio donde confluyen varias ramas del conocimiento, en principio su postura viene a refrescar lo hecho por sus antecesores directos, me refiero a los fundadores de lo que se conoce como la Escuela de Frankfurt, esto es importante, ya que Adorno junto con Horkheimer no se mostraron muy satisfecho con los primeros trabajos de su joven discípulo. No obstante, Habermas, junto con la segunda generación de la Escuela de Frankfurt, continúan la Teoría Critica pero con la gran diferencia de realizar un análisis multiparadigmático de los fenómenos sociales. La Teoría Critica en su primera generación alude a una investigación del mundo de la vida desde un marxismo cultural, donde existe interés por conocer los aspectos que refieren a la infraestructura social (objeto la economía capitalista y la historia del movimiento obrero)así como a la superestructura, donde  se hace síntesis de ideas marxistas, psicoanalíticas y hegeliana…

Papa Goriot- Honore Balzac

Quisiera dar inicio a esta entrada,  con una pequeña semblanza sobre la vida de Balzac, algunos aspectos que considero relevantes para entender quizá sus obras.   Honoré de Balzac nació en Tours de 1799, hijo de un hombre bastante adulto pues pasaba ya de los cincuenta años, quien además estaba situado en el seno de la burguesía provinciana, su madre, una joven de veintiún años tuvo dos hijas más y un varón a quien se le atribuyó la paternidad al dueño del castillo de Saché. La preferencia de la madre por este segundo varón fue en cierta medida trascendente, nunca vivió o tuvo la oportunidad de convivir con su hermano, fueron educados por separado, de tal forma que el comportamiento tan duro por parte de la madre hacia el novelista duró hasta su muerte. Cuando acabó sus estudios secundarios comenzó a trabajar en un bufete de abogados y más tarde con un notario. De esta experiencia están inspirados algunos personajes en La  comedia humana, notarios, pasantes clientes, en fin el mundo jud…

Los dias terrenales - José Revueltas

Reseña: Los días terrenales
José Revueltas, Los días terrenales, Era, México, 2004.


Ambientada en el México posrevolucionario, los personajes, militantes del partido comunista, se ven obligados a la clandestinidad. La historia se desarrolla en una atmósfera de completa miseria, la miseria del hombre, de la vida, así mismo, envuelta en hechos trágicos los personajes son puestos a prueba. Se juega una especie de analogía con la religión, “la transmutación del demonio en divinidad”. El personaje Fidel Serrano, líder de una célula comunista, se presenta con una personalidad fuerte, correcta y de una fidelidad dogmática, ciega al partido. Su creencia reposa en la felicidad del hombre con la inexistencia de clases. Trabaja, vive y lucha por y para el partido. Su esposa Julia y Bandera, su hija, pasan a segundo plano para él. Desposeído (aparentemente) de sentimientos humanos, ignora la tragedia que embarga a su familia, la muerte de Bandera, para seguir con las labores del partido. Este hecho p…