Ir al contenido principal

El ladrón - Fuminori Nakamura








Encontrar obras de autores noveles como lector implica una suerte de gratificante placer.La mayoría tiende a buscar los libros de escritores consagrados o los más vendidos, en mi caso la estrategia para buscar qué leer se asemeja más a un acto de intuición.
Esta vez, la intuición me acerco a Ladrón de Fuminori Nakamura, un libro que tiene sobretodo la cualidad de ser narrado de forma fluida en capítulos breves donde se describe una historia que te absorbe debido al incremento de emociones que se da gradualmente, es como que comienza de a poco a llevarte de mano del personaje principal al meollo de la trama.
Al principio,  la falsa ilusión de que el ladrón de carteras es un simple embustero, se cae cuando nos describe algunas de sus características físicas y métodos para robar.
Les decía  el escritor se vale de capítulos breves para contarnos una historia, lo interesante es que lo hace describiendo bastante bien lo que sucede y sucedió con los personajes.
Las historias enmarcadas en la mafia suelen ser muy buenas, tengo una debilidad especial por ellas, y todavía más por las de la Yakuza.
El planteamiento de la historia es más o menos así:  lo más importante en un delito es la planificación, sin embargo siempre se vive a expensas de lo que el destino te tiene preparado, siendo ese destino un dios o un hombre más poderoso.
El pasado repercute en Nishimura que ha regresado a Tokio pretendiendo encontrar a un amigo que fungía como mentor para él. La  interrogante que surge  es, ¿qué hizo que Nishimura decidiera irse de Tokio? 
Con esta premisa se va definiendo los personajes, por un lado aunque al principio no dice su verdadero nombre, Nishimura  es el ladrón que nos narra los hechos, así en el momento que recuerda la ultima vez que vio a su amigo, explica el motivo de su alejamiento. Por la apariencia, el ladrón Nishimura parece ser un hombre adinerado, se viste con ropa de marca y de hecho él inspecciona el atuendo de las personas, es la estrategia que usa para elegir a los hombres que va a robar y al vestirse de igual forma que ellos es una manera para no evidenciar sus intenciones. 
Ofrece la lectura dosis de misterio, desde el principio existe la sensación de intriga, y eso es de resaltar, los matices sombríos generados con pinceladas de remembranzas tristes, la melancolía de un amor perdido, los arrepentimientos, las despedidas, los actos criminales, todo ello se presenta a lo largo de la historia.
Recorriendo la vida del ladrón  Nishimura, encontramos a otros personajes, Saeko, es el factor detonante del amor perdido, es el pasado, lo que no puede volver a ser, es ella ahora todas las mujeres que ve en el presente, su recuerdo es el estruendoso martirio recurrente, en cada mujer la ve, algún detalle, un rasgo físico la traen de nuevo a su mente.
La prosa ágil de esta novela es muy descriptiva como les decía y da cuenta de personajes bien logrados, con un presente que implica el trasfondo del pasado. El relato es narrado en primera persona, 
Por lo visto siento fascinación cada vez que se me presentan antihéroes, Nishimura el ladrón bien puede entrar en esa categoría  siendo  carterista, es un hombre que ha pasado por bandas delictivas y además participó en un delito grave, aun así se trata de un sujeto cálido, no es indiferente a la pobreza de los demás, esa característica se pone de relieve en su relación con el niño que conoce junto a su madre cuando ambos intentaban robar comida de un supermercado. Pero tampoco es el tipo bondadoso y generoso que presente una sola faceta, es ambivalente, por un lado le ayuda al niño, le explica cómo debe de robar, y le da dinero para que ya no lo haga, y por otra parte se acuesta con su madre cuando ésta va a reclamarle por su inapropiada conducta, ella se le ofrece, ella tampoco es una perita en dulce, permite que su novio golpee a su pequeño, además de que lo manda a robar alimentos de los supermercados, y prostituyéndose suele solventar algunas veces sus gastos y él aunque renuente accede al fin de cuentas a tenerla en su cama, al hacerlo no logra  dejar de pensar en Saeko.
El final es abierto, lo cual en lo personal pienso no siempre es la mejor opción, hubiera preferido una explicación a lo que queda un poco confuso, sin embargo seguramente a muchos les parecerá una  forma correcta de concluir la historia.





Te gustará  
  • Por la prosa fluida y descriptiva.
  • Los personajes son complejos, grises, y cada uno parece haberse trazado una vida llena de malos ratos.
  • Conforme avanza la historia se va poniendo mejor
Destacar
  • La ayuda que recibe Nishimura de Ishikawa.
  • El desinterés maternal de la madre del niño.
  • La presencia fantasmal de Saeko
  • Kizaki el mafioso.
Contras
  • El final deja a la interpretación lo que sucede con el ladrón.
  • Es buena la historia, sin embargo tiene algunos aspectos que ya he visto en otros libros o películas 



 Historia:8       Estilo literario:8




Comentarios

Entradas populares de este blog

Problemas de legitimación en el capitalismo tardío - Jurgen Habermas

Jürgen  Habermas en su vasta obra sociológica instaura un campo de estudio donde confluyen varias ramas del conocimiento, en principio su postura viene a refrescar lo hecho por sus antecesores directos, me refiero a los fundadores de lo que se conoce como la Escuela de Frankfurt, esto es importante, ya que Adorno junto con Horkheimer no se mostraron muy satisfecho con los primeros trabajos de su joven discípulo. No obstante, Habermas, junto con la segunda generación de la Escuela de Frankfurt, continúan la Teoría Critica pero con la gran diferencia de realizar un análisis multiparadigmático de los fenómenos sociales. La Teoría Critica en su primera generación alude a una investigación del mundo de la vida desde un marxismo cultural, donde existe interés por conocer los aspectos que refieren a la infraestructura social (objeto la economía capitalista y la historia del movimiento obrero)así como a la superestructura, donde  se hace síntesis de ideas marxistas, psicoanalíticas y hegeliana…

Los dias terrenales - José Revueltas

Reseña: Los días terrenales
José Revueltas, Los días terrenales, Era, México, 2004.


Ambientada en el México posrevolucionario, los personajes, militantes del partido comunista, se ven obligados a la clandestinidad. La historia se desarrolla en una atmósfera de completa miseria, la miseria del hombre, de la vida, así mismo, envuelta en hechos trágicos los personajes son puestos a prueba. Se juega una especie de analogía con la religión, “la transmutación del demonio en divinidad”. El personaje Fidel Serrano, líder de una célula comunista, se presenta con una personalidad fuerte, correcta y de una fidelidad dogmática, ciega al partido. Su creencia reposa en la felicidad del hombre con la inexistencia de clases. Trabaja, vive y lucha por y para el partido. Su esposa Julia y Bandera, su hija, pasan a segundo plano para él. Desposeído (aparentemente) de sentimientos humanos, ignora la tragedia que embarga a su familia, la muerte de Bandera, para seguir con las labores del partido. Este hecho p…

Papa Goriot- Honore Balzac

Quisiera dar inicio a esta entrada,  con una pequeña semblanza sobre la vida de Balzac, algunos aspectos que considero relevantes para entender quizá sus obras.   Honoré de Balzac nació en Tours de 1799, hijo de un hombre bastante adulto pues pasaba ya de los cincuenta años, quien además estaba situado en el seno de la burguesía provinciana, su madre, una joven de veintiún años tuvo dos hijas más y un varón a quien se le atribuyó la paternidad al dueño del castillo de Saché. La preferencia de la madre por este segundo varón fue en cierta medida trascendente, nunca vivió o tuvo la oportunidad de convivir con su hermano, fueron educados por separado, de tal forma que el comportamiento tan duro por parte de la madre hacia el novelista duró hasta su muerte. Cuando acabó sus estudios secundarios comenzó a trabajar en un bufete de abogados y más tarde con un notario. De esta experiencia están inspirados algunos personajes en La  comedia humana, notarios, pasantes clientes, en fin el mundo jud…