Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Alice Munro - Demasiada felicidad

Ponderable es, en la literatura cuando menos, la  necesidad  de  impulsar  un  desarrollo armonioso del caos. Como podrá comprobar el  lector que se haya acercado a este monumental libro, Alice Munro, una escritora de cuentos que  marca el  quehacer cotidiano a través de sucesos que en un principio pueden parecer bizantinos pero que al final son catalizadores de la personajes que viven  y trascienden su propia historia y logra conservarse en la memoria del lector. Me ha pasado que conocí a los personajes, eso es lo que logra Munro, que realmente podamos verlos y seguirles a lo largo de los momentos que definen sus vicisitudes.  La  felicidad, con todo,  no  deja de  ser  estacional en  muchos casos,  lo cual queda claro en cada una de estas historias, y debo decir que muchas de ellas son, por mucho, tristes y desoladoras pero, eso sí, te hacen experimentar más felicidad porque hay sabiduría de vida, amor a lo que sucede y a lo que uno va cosechando y perdiendo, luego extrañamos, y …

Roberto Bolaño - Los sinsabores del verdadero policía

De existir un lenguaje "hablado" por e! escritor, este habrá de tener entre sus principales preocupaciones el estar cercano a la realidad sin conformarse con el exterior, y en esa línea se debe proseguir según la fantasía narrativa en total independencia que le distingue al lenguaje.    La literatura degradada, que hay mucha, y tiene seguidores que se cuentan por miles, contiene su propio lenguaje, códigos y matices, sin embargo, carece de esencia narrativa, y se guía con estándares comerciales que son medidos en cuanto a número de ejemplares vendidos.   Siendo irreductible, el buen hacer o el ejercicio literario que se precie de serlo, a como yo lo entiendo, debe motivar una recreación de emociones que en un principio son propias al escritor y ajenas al lector pero que luego deberán invertirse hasta que el lector las haga suyas.  Para ello hay que saber recrear lo perceptible,  y desde ahora puedo anticiparles que Roberto Bolaño se mueve entre ambas vertientes, ya que su o…